Termotanque forrado con neopreno

Para versiones 1 y 2

NOTA: Antes de forrar el termotanque asegúrate que no tenga fugas, ya que de tenerlas tendrías que quitar el forro para eliminarlas antes.

MATERIALES: (fotografías)

Aislante térmico de neopreno esponjado 1.50 cm de un neopreno de 1.40 cm de ancho.

Cuerda de plástico o rafia para amarrar el neopreno (también se puede usar alambre pero tiende a oxidarse), debe ser un poco grueso (3 mm de ancho) ya que más delgado corta el neopreno.

HERRAMIENTA: (fotografías)

Cutter para cortar el neopreno y la rafia.

PASOS

3.- Forrar el termotanque

OPCION A: Termotanque a la intemperie forrado de neopreno esponjado y sujeto con rafia. (opción B, forro de fibra de vidrio bajo techo)

Aislante térmico de neopreno

3A. Cortar el aislante término para que envuelva por completo el termotanque (El termotanque se cubre por los costados y por las tapas, en otras palabras, debe estar completamente envuelto por el aislante térmico).

Termotanque forrado (En la imagen está amarrado con alambre de cobre pero es más sencillo amarrarlo con rafia)

3B. Amarrar con rafia (cordón de plástico) el neopreno para asegurar que se quede en su lugar por lo menos 5 años.

Para disminuir el deterioro del neopreno te recomiendo pintarlo con pintura vinílica.

El que yo tengo después de 2 años se comenzó a deteriorar, por lo que te recomiendo pintarlo cuando está nuevo para que te dure más.

El deterioro ocurre porque el sol quema la superficie del neopreno y la lluvia lo erosiona, después de varias asoleadas y lluvias se daña bastante.

Preguntas frecuentes acerca del termotanque

Autor: Emilio Alvarez Peimbert
Publicado originalmente el: 2012-03-09 08:56:00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.